La Plazeta

13124.jpg

La Plazeta es un lugar d´encuentro, de juegos y chismes, pa disfrutar y divertirse, p´alparcear y alcagüetiar.  Un lugar pa charrar y p´alcontrarse con  la gente, con el día a día, un lugar pa to el pueblo ¡y redolada!.

l

“Cardelina

chuflas al alba

porqué dende l´ocaso

soniabas con l´amaneixer”  

La plaza de mi pueblo

Por el Tío Juaner, Juan Barrieras Pueyo, Mayoral del Dance de Pallaruelo de Monegros.

– Entré un día en Zaragoza

iba por los arrabales

mirándome los deficios

cabía en las catedrales.

-Me salta uno de allí

quisiéndome hacerme la mueca: 

“¿A que no hay en tu lugar

plaza tan grande como ésta?”.

-Y lo agarro del chaleco

y allí l´en hice saber:

“En mi pueblo hay una plaza,

que puedes venir a ver,

d´ancha y larga, no como ésta,

pero de alta…, fácil es”.

dance-pallaruelo.jpgdance-pallaruelo.jpg

Os Monegros

“Almendrera tempranera,

adelantas la primavera

con tu flor aventurera”

“Más tardana será

la gabardera

y la mingranera”.

Sin título

A la fresca

Sabina

Quiteria: -¡Ya t´habras enterau!-.

Sebastian: -¡Ay! ja mia, ¿qui´ha pasau?-.

Quiteria: -Pues la Sabina, que ya se venia venir-.

Sebastian: -¿Qué Sabina? ¿la zagala del José y la María?-.

Quiteria: -No Sebastian, la hija de Antonio de Lalueza-.

Sebastian: -Sí, que vende vino recio qu´hay que aguarlo-.

Quiteria: -No, el que está casau con la Josefa de Castejón de Monegros-.

Sebastian: -¡Ahh! ¿Qué su cuñau tiene un puñau de tierras por las Almunias?-.

Quiteria: -No, uno que tiene un taller de carros en Sena-

Sebastian: -¿Uno que paize abentau, que no enchega ni el trautor?

Quiteria: -¡Que no Sebastian! El que digo yo es de casa rica, es güen mozo, emparentau con unos de Senés de Alcubierre.

Sebastian: -¡Pues el Mariano!-.

Quiteria: -¡Que va! Si ese va más pelau que una rabosa en invierno, no tiene más que cuatro almendreras y alguna colmena por la sierra de Alcubierre-.

Sebastian: -Ya me paizia a yo, mucho farutiar de oliveras, nogueras y manzaneras y no en tiene cosa. ¿Amás festejaba con una de Lanaja?-.

Quiteria: -¡Ufff! Vas mas perdido que el sol en un día de boira, su cuñau corteja con una de Castiflorite, de casa el Tozal, que vendieron las tierras a uno de Leciñena-.

Sebastian: ¿Qué su madre es de Grañen y se casó con uno de Robres?

Quiteria: -No, su padre fue pastor en Güerto y se caso con una de Cabosaso.

Sebastian: -No será el Migueler, creo que su familia venía de Pallaruelo-.

Quiteria: -La agüela de Poliñino y el agüelo de Valfarta, vivieron unos años en Sodeto-.

Sebastian: -¡Asabelo! cuando me aiga aclarau la boira ya s´habrá escampau!!-.

Quiteria: -¡Que ababol! Asinas podríamos estar liaus to la noche, mia que eres bien duro d´entendederas-.

Sebastian: -Miaja claro m´ha quedau, mañana habrá que continar-.

Quiteria: -Si, que ya es hora de plegar y prinzipia a refrescar, ya no sé ni que te iba a contar!!-.

Sebastian: -Por cierto Quiteria, al final ¿Quién es la susodicha Sabina?-.

20170410_202427

“Presumido ababol

¡que majete!

luces al sol”

Tronada por las Ciquinbajas

La lejanía a veces no significa distancia y en cuestiones de cariño, todo está más cerca de lo que pensamos, o quizá ¿está lejos?. ¡Asabelo!.

Marieta: -¿A que no sabéis que m´han contau!!, a güen seguro que ni us habréis enterau-.

Aurora: -Cuenta mozeta, ¡cuenta!-

Nicolás: -¡Mia que sois alparceras!. Ni remendáis peducos ni zurcís descosidos, asinas vamos de cojón con tanto charrar-.

Aurora: -¡Calla Nicolás!, que eres más pesau y cansino que una mula a encolicas-.

Nicolás: -¡Uurrrr!- Refunfuña Nicolás.

Aurora: -Contina Marieta, contina…-

Marieta: -Pues paice que la pobreta Margarita, que s´alcuentra sirviendo en Barcelona, al sentir que venía tronada a la siña de la casa l´en fue a chemecar-.

Nicolás: -¡Pues si que es miedosa la zagala!-.

Aurora: -¡Ay Nicolás!, que bien te iría morral bien preto, ¡siente y calla!.-

Nicolás: -¡Mujer!, estate tranquila que ya no me sentiras dizir cosa-.

Aurora: -Contina Marieta, contina…-

Marieta: Pues paice que a la siña le´n va ir a dizir que la tronada habría pillau a su padre por las ciquinbajas, ande tiene la güerta, y que ya andaba mui mayor pa chipiarse y como pa pillar un resfriau y caer acatarrau. Que estaba mui apenada por no poder ir a avisarle-.

Aurora: -¡Ay pobreta de Margarita!-.

En estás Nicolás se ríe pero no puede evitar llevarse un inofensivo pizco de siña Aurora.

Marieta: -Al parecer, la siña de la casa, tamién se rió, pero no dudó en tranquilizar a la pobreta Margarita. Pues en cada puesto hace un tiempo diferente, en uno tronada y en otro ventolera, en otro llueve y en otro apedrega. Y si en Barcelona hay mal orache en Sariñena hace sol y güen tiempo-.

“¡Que nos va a chupir!

la siña Adela con el pozal,

que ha comenzau a rugiar la calle

sin parar cuenta

que teníamos que pasar

y aura quiere escobar

y naide quiere pasar

sin darnos cuenta

ya tenemos nueva calle

de siña Adela y su pozal

y su temible rugir”