Archivo de la categoría: Sin categoría

In Memoriam y A sangre fría



Constantino Escuer Murillo, natural de Perdiguera, es un agricultor muy unido a su tierra. Valora tanto la vida, que es capaz de ver la vida que no somos capaces de ver los demás; es todo un conocedor y descubridor de la entomofauna monegrina y de la naturaleza en general. Pero además, Constan es colaborador de la revista  monegrina “Montesnegros” y gran divulgador y conocedor de su tierra. He de agradecerle que haya querido compartir dos emotivos escritos sobre la guerra civil en Perdiguera, valiosos testimonios para que la memoria continúe viva en nuestros corazones. 

564402_529087717133379_620821269_n

Constantino Escuer Murillo

 

IN MEMORIAM

“Rogad a Dios en caridad por estos cuatro seres inocentes, que en horas de confusionismo, dieron su vida por España. Manuel Escuer – Saturnino Alfranca – Benito Bailo – Segundo Arruga” Así reza la inscripción en la lápida de una tumba que encontraremos en el cementerio de Perdiguera nada mas franquear su puerta.

Tal día como hoy 28 de agosto de 2016, se cumplen ochenta años del asesinato de estos cuatro vecinos de Perdiguera, que junto al maestro de Lanaja, cuyo nombre desconozco, fueron fusilados en las tapias del cementerio.

No fueron los primeros en ser pasados por las armas tras la sublevación militar del 18 de Julio de 1936, ya que previamente y en las tapias del cementerio de Torrero, habían sido fusilados el secretario del ayuntamiento de Perdiguera Félix Lamata Sanz y el médico del pueblo Martín Serrano Díaz. Con posterioridad, también sería fusilado el maestro de la escuela de niños Victoriano Tarancón Paredes.

14079525_1231843570191120_7490338006957653937_n
El marmolista que realizó la inscripción de la lápida, por algún motivo, cometió un error a la hora de escribir uno de los apellidos. Las cuatro personas que fueron fusiladas por el único delito de pertenecer a Unión Republicana son: Manuel Escuer Doñate de 52 años, que en el libro de defunciones del ayuntamiento, cuando se habla de las causas de su muerte pone “Muerto a causa de las circunstancias actuales”, Saturnino Arruga Alfranca de 51 años y con las mismas causas de la muerte, Benito Bailo Arruga de 40 años “Muerto a causa de la guerra” y por último Segundo Arruga Alfranca de 29 años, que consta como “Muerto por haber sido fusilado”.

Este último, Segundo, fue secretario de Unión Republicana, partido que tenía un pequeño casino en la actual calle de Las Plazas, que se cerró tras el golpe militar y que hasta entonces fue centro de reunión y debate político. Como muestra de ello, en una carta dirigida al Gobernador Civil, el alcalde informa de que en el Centro de Unión Republicana, ha tenido lugar el día 17 de enero de 1936 a las ocho de la tarde un acto político, y dice literalmente: “Pláceme significar a V. E. que se verificó el acto con el mayor orden, sin ocurrir ningún incidente, siendo el número de los asistentes de 80 a 100 y los oradores que tomaron parte en el acto, Don Joaquín Centelles, Don Carmelo ¿Esques? D. Saturnino ¿Guallar? y D. Casimiro Sarría, siendo los puntos tratados relacionados con la próxima campaña electoral a Cortes”.

Tras esta elecciones, ganadas por el Frente Popular, y con motivo de tres renuncias, se designarían tres nuevos concejales al ayuntamiento de Perdiguera, Hilario Murillo Castelreanas, Casto Lopez Expósito y el propio Segundo Arruga Alfranca. Toman posesión de sus cargos en marzo del 1936 y es elegido alcalde Hilario. Poco dura su mandato, ya que el 21 de julio, tres días después del golpe, el sargento de la Guardia Civil del puesto de Leciñena “Por orden de la superioridad”, da por clausurada la Comisión Gestora del ayuntamiento.

De estos tres concejales, Segundo Arruga ya sabemos cómo terminó, fusilado junto a sus tres compañeros y el maestro de Lanaja en un criminal acto al que acudieron numerosos espectadores, entre ellos muchos niños de la escuela, alguno de los cuales arrastraría terribles pesadillas hasta su muerte. Otros niños, ya de mayores, decían recordar al maestro de Lanaja dando vivas a la República mientras el pelotón de fusilamiento les disparaba. Casto tuvo que huir y terminó su vida en Venezuela, e Hilario, tras muchas vicisitudes, se libró de una muerte a la que estuvo condenado.

Espero poder escribir más adelante y con más detalle de los acontecimientos que rodearon la huida forzosa para escapar de la muerte de Hilario y Casto, así como de los horribles hechos que sucedieron en Perdiguera a finales de septiembre de 1936, pero hoy 28 de agosto de 2016, ochenta años más tarde, vaya mi particular y sentido homenaje para Manuel, Saturnino, Benito y Segundo, vecinos de Perdiguera, por su compromiso político y su lucha por lograr una sociedad más justa. Y también para el maestro de Lanaja en representación de tantos servidores públicos que como Félix, Victoriano y Martín, fueron asesinados por defender los ideales de la República.

Constantino Escuer Murillo

28 de agosto del 2016

A SANGRE FRÍA

Pocos imaginaban en el pueblo, que aquel 27 de septiembre de 1936, hoy hace de ello 80 años, se producirían unos hechos que constituirían la página más negra y trágica de la historia de Perdiguera.

14500359_1264104350298375_1426354929054863612_oAquel domingo, en un pueblo tomado desde el inicio de la guerra por los militares sublevados, un grupo de guardiaciviles al mando del teniente del cuartel de Movera, después de bien comidos y bien bebidos, según contaban quienes se acordaban de ello, se dedicaron a recorrer el pueblo deteniendo a 31 vecinos que fueron introducidos maniatados en la caja de un camión. Posteriormente fueron trasladados al límite del término de Perdiguera con Villamayor, donde en las paredes de una antigua casilla de peones camineros que había junto a la carretera, fueron fusilados y enterrados en una fosa que allí hicieron.

Sin duda alguna, la saca estaba preparada con un listado de personas a las que había que aniquilar por sus ideas políticas, aunque cabe la posibilidad de que, según algunos testimonios, en la borrachera de la acción, se detuviera a algunos pocos que no figuraban en la lista, pero tuvieron la mala suerte de cruzarse en su camino.

Resulta imposible nombrar caso por caso la tragedia de todos los fusilados, pero sí que tengo testimonios como el de Rogelia, la hija menor de Pedro Escanero y Juliana Vinues, que entonces tenía 16 años, quien me contaba entre lágrimas, que después de asesinar a sus padres, pretendieron que bajase a la plaza a bailar con los soldados unos días después del fusilamiento, y gracias a la intervención de un mando que se había alojado en su casa, la dejaron en paz.

O el caso de Estefanía Castelreanas, madre de Hilario, alcalde y presidente de Izquierda Republicana, que no quiso escapar del pueblo cuando lo hizo su hijo, convencida de que con su edad, siendo devota cristiana y ayudando en las labores de la parroquia, nada le podía suceder. Pues como no encontraron al hijo, se la llevaron por delante.

O el de Pascual Murillo (hijo) de 16 años, quien al ver que se llevaban a su padre Pascual detenido, corrió tras el camión gritando ¡Padre, padre, padre! hasta que detuvieron el vehículo y lo subieron con el resto de los detenidos.

O el de Petra Cugota, de 32 años y en su último mes de gestación, cuyo patente embarazo no fue suficiente para que se compadeciesen al menos del hijo que estaba por llegar.

O el de los otros dos adolescentes de 16 años, Elías Arruga y José Alfranca, que fueron asesinados antes de que pudieran saber lo que era la vida.

14485114_1264104443631699_7658349434840131423_nMe gustaría poder dedicar unas palabras para cada uno de los asesinados, pero lamentablemente carezco de información suficiente para poder hacerlo. Mi respeto y mi recuerdo para cada uno de ellos.

Pasada la guerra, los cuerpos fueron exhumados de la fosa donde se encontraban y enterrados en el cementerio municipal bajo una lápida común situada muy cerca de la entrada a mano derecha.

Si alguna vez entráis al cementerio de Perdiguera, dedicad al menos un pensamiento para estas 31 personas, que fueron, víctimas inocentes de una maquinaria de terror que intentó aniquilar a todos sus adversarios políticos, y protagonistas involuntarios de una tragedia que todavía tiene sus consecuencias en el pueblo donde vivieron.

 

Constantino Escuer Murillo

27 de septiembre del 2016

Manuel Antonio Corvinos Portella, “Cronista de Sariñena”.


Manuel Antonio Corvinos Portella es un escritor que recoge la actualidad sariñenense, un cronista moderno que plasma lo más relevante que sucede en la villa monegrina. Con gran acierto, relata los diferentes acontecimientos, aportando análisis y opinión en su singular sección de “El Observatorio”, en las páginas de “Quio, revista de Sariñena y Los Monegros”. Sin duda, bien lo podríamos nombrar “Cronista Mayor de la Villa de Sariñena”.

20160210_114840

Manuel Antonio con la cerámica del 10º aniversario de “Os Monegros”.

Manuel Antonio Corvinos Portella, “Cronista de Sariñena”

      Natural de Sariñena, de casa Corvinos, estudió en las escuelas nacionales y en las monjas de Sariñena, luego marchó a Huesca donde cursó bachillerato y los estudios de magisterio. De familia de comerciantes, sus tíos Emilio y José Portella poseían dos tiendas de ultramarinos, donde Manuel Antonio pasaba los veranos y vacaciones. Ha ejercido de maestro en 24 pueblos de Aragón, Cataluña y Andorra, todo un maestro rural que por tierras monegrinas ejerció 9 años en Cartuja de Monegros y 17 años en Sariñena de forma discontinua. Con sus alumnos de la antigua E.G.B. hacían revistetas para cada clase y les ponían nombres en aragonés como “tremoncillo”. Con los alumnos de la escuela del pueblo de la Cartuja de Monegros editaron la revista escolar “Monegros Norte”. También llegaron a hacer programas de radio en la emisora local que instalaron en el ayuntamiento sariñenense, “cada viernes realizábamos un programa radiofónico”.

“Manuel Antonio Corvinos Portella es una de esas personas que cuando va por la calle todo el mundo para, para preguntar, para saludar o simplemente para contagiarse de esa luz que durante su vida ha sido capaz de crear, superando obstáculos y pruebas que a otros nos parecen insalvables…y que siempre, cuando te lo encuentras, te mira de frente….y sonríe….”

Marga Bretos.

Manuel Antonio, 40 años de maestro

Macp

Manuel Antonio en el diario del Altoaragón.

     Empezó a escribir a principios de la década de los 80: “Cuento lo que veo y lo que vivo”, dando sus primeros pasos en la revista “Quio”, con la sección de “El Observatorio”, toda una seña de identidad. Siempre aparece en las últimas páginas, como colofón de la revista, aunque muchos la comienzan a leer al revés. “El Observatorio” lleva apareciendo desde el número 60, publicado en septiembre de 1998. Pero su actividad va mucho más allá, en la revista nunca faltan sus apartados de fotografías: “Sariñena hoy” y “Fotos para el recuerdo”, un trabajo ingente que la gente espera con ilusión. A lo largo de los años ha escrito artículos de lo más variado, con sus series de “Callejeando por Sariñena” describiendo el origen de los nombres de las calles, “Historia del C.D. Sariñena”, “La cocina de nuestras abuelas”, “La aventura de la vida”… elaboró el “Vocabulario aragonés monegrino” y ha publicado escritos en aragonés en el apartado “Fuella d´Aragonés”, como el cuento “Nuei de bruxas i demonis”. Disfruta entrevistando a personas que nos trasladan a otros tiempos y las publica en las secciones de “Historias en tiempos difíciles” y “Oficios desaparecidos”, que las podemos disfrutar en esta web en la ventana de “Etmografía”. Recientemente ha motivado la recuperación de la hoguera de San Antón y es responsable del insuperable ponche de navidad que anima el Belén viviente de la localidad.

20160211_105120

“El Obseravatorio”     Quio nº 60

“Escribir en la revista “Quio” satisface y realiza intelectualmente y culturalmente. Cada vez que se escribe, exige investigar, hablar con la gente, algunas hay que buscarlas y otras acuden para comentarte hechos e inquietudes. La revista es parte muy importante de Sariñena, es una revista del pueblo, de la gente y a la vez la gente es participe y protagonista de la revista, que por suerte cuenta con una gran aceptación y de suscriptores. Actualmente Sariñena goza de una excelente actividad cultural, a la revista le han seguido diversas actividades, ciclos, tertulias, páginas digitales y una editorial”.

     Manuel Antonio sobretodo es un gran maestro de la sabiduría popular, de su pueblo y sus gentes, de gran bonhomía y familiaridad, siempre muy cercano y comprometido con Sariñena. Personalmente, siempre le he de estar muy agradecido por su ayuda en mis comienzos en el mundo de la etnografía y del aragonés, por su apoyo y consejos, por las empresas emprendidas y por las que están por venir y ante todo por su amistad. Desde el proyecto “Os Monegros” es todo un lujo contar con su colaboración y por ello es un honor reconocerle en este décimo aniversario. Pero para todos los sariñeneses, Manuel Antonio es y será aquellas páginas que buscamos cada vez que recibimos la revista “Quio”, de nuestro día a día, de todos nosotros y como decía Marga Bretos, una persona que cuando va por la calle “te mira de frente y sonríe…” ¡gracias a Macp!: el “Cronista Mayor de la Villa de Sariñena”.

Zancarriana w

El Hospital Militar de Sariñena


Durante la guerra civil se instaló en Sariñena el hospital militar de referencia que atendía a los heridos del frente, especialmente de la sierra de Alcubierre y del cerco a Huesca. La casa solariega Penén-Paraled fue saqueada y requisada, alojando en sus dependencias el Hospital Militar de Sariñena.

Sariñena ocupó un lugar muy destacado en el frente de Aragón, punto neurálgico al que llegaban las tropas por ferrocarril desde Barcelona hacia el frente y próximo al aeródromo de Alas Rojas. El aeródromo estableció su propia enfermería, bajo el mando del capitán médico Manuel Conde, quien “estaba muy en contacto con el banco de sangre y hospital militar de Sariñena” (Alas Rojas Sariñena, Salvador Trallero).

El médico barcelonés Francisco Bergós Ribalta estuvo al cargo del área sanitaria de Sariñena. Nombrado en 1936 por la Generalitat de Cataluña como miembro del Consejo de sanidad de Guerra, se instala en el frente de Aragón como jefe de los servicios sanitarios. Después de encargarse de la sanidad a la defensa civil, junto a Frederic Tarrida y Jaume Isern, son destinados al área sanitaria de Sariñena (más tarde II cuerpo del ejercito). Francisco Bergós Ribalta fue designado, meses más tarde, jefe general de Defensa Civil.

En el diario de la enfermera australiana Agnes Hodgson (A una milla de Huesca, edición de Judith Keene y Víctor Pardo Lancina), aparece su testimonio con motivo de su visita al Hospital Militar de Sariñena. El 23 de marzo de 1937, Agnes se desplazó desde Poleñino a Sariñena con los dentistas Ramón y Moussons. Visitaron el hospital que describe “bastante grande, aunque el quirófano no está también como el nuestro”. En su diario anota que “el superintendente se ha quejado a Moussons de que los casos quirúrgicos que llegan aquí evacuados desde Vicién están, casi todos, infectados, mientras que los de Poleñino y Grañen evolucionan bien”. Otras citas, no directas con el hospital, señalan que el 24 de abril del mismo año, a las 11:30 solicitan con urgencia desde Sariñena la ambulancia de Poleñino y el 21 de junio anota el bombardeo sobre Sariñena, ocasionando daños en el aeródromo, “afortunadamente, los aviones no se encontraban allí, según cuentan”.

Reseñable es la presencia del  gran psiquiatra catalán Francesc Tosquelles Llauradó (Reus, 22 de agosto de 1912- Granges-sur-Lot, 25 de septiembre de 1994). Marxista republicano de sensibilidad libertaria, ejerció como psiquiatra en el Hospital Militar de Sariñena, tratando en el mismo frente el miedo y la vivencia de la desestructuración de la guerra. Tosquelles es considerado el inventor de la “psicoterapia institucional” (Wikipedia), influyendo “poderosamente la pedagogía y la psiquiatría de la segunda mitad del siglo XX”.  También actuó como ayudante de cirujano y medico generalista (Orígenes y fundamentos de la psiquiatría en España, Víctor Aparicio Basauri).

Otra figura muy destacable y a la vez olvidada es Tomás Tussó Temprado (Sariñena, 1892-Méjico, 1974), militante obrero de la CNT, ejerció la medicina dedicado a las clases populares. Durante la guerra civil  ocupó el cargo de regidor del Ayuntamiento de Barcelona, como consejero de higiene y sanidad. También fue miembro de la Federación Comunista  Catalanobalear, del Bloque Obrer i Camperol y finalmente del POUM, en representación del cual fue regidor del Ayuntamiento de Barcelona. Acabada la guerra consiguió exiliarse a Marruecos y luego a Méjico. Publicó algunos escritos en catalán “Necessitat d´una educació i d´una cultura obrera” en la revista L´Opinio y “Cal pendre posicions” en  L´Hora.

Otro altoaragonés que ocupó un cargo en el ayuntamiento de Barcelona fue Jesús Ulled Altemir, periodista y político oscense, ejerció de teniente alcalde en 1931. Los hermanos de Jesús Ulled, Rafael Ulled (Sariñena, 1885 -Barcelona, 1937) y José Ulled (Sariñena, 1888-Barcelona, 1929) intervinieron muy activamente en la política catalana en las filas del Partido Republicano Radical de Lerroux. (Indagacions sobre llengua y literatura catalanes a l´Aragó, Hèctor Moret).

Durante la guerra civil en la localidad de Sariñena ejerció la medicina Pedro Cascales Ballarín, médico de asistencia publico domiciliaria, que recibió acusaciones tras la guerra civil. La Jefatura Provincial de Sanidad solicitó a la villa de Sariñena informes políticos-sociales del doctor Pedro Cascales. También se investigó a Domingo Pardo Lacruz, practicante de Sariñena. Seguramente, ambos recibieron acusaciones por ejercer su profesión, en cumplimiento a su juramento Hipocrático de atender a todo herido o enfermo. Finalmente, quedaron libres de sospechas tras los informes políticos-sociales emitidos por las autoridades franquistas locales. Los dos profesionales siempre han contado con el respeto y el cariño de la población.

En las solicitudes de informes socio-políticos aparece Leopoldo Velazque Bosque, médico de asistencia pública domiciliaria que ejerció su profesión libre en Sariñena sobre el 18 de julio de 1936 (solicitud nº3970 de la jefatura provincial  de sanidad  Teruel). También encontramos a Manuel Lacruz Espada, practicante de Sariñena de asistencia pública domiciliaria, y la matrona Jacoba Ainoza Ainoza.

Al finalizar la guerra, se instaló la casa del “Auxilio Social” y la sede de Falange en casa Penén. Años más tarde, la adquirió la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Aragón y Rioja, además ha albergado la biblioteca municipal, el sindicato de riegos, comercio y un bar, actualmente es de titularidad privada. La enorme casa Penén-Paraled data del siglo XVIII, consta de tres plantas con una fachada clasicista de cuidada composición (SIPCA), junto a la iglesia parroquial constituye una seña de identidad patrimonial de Sariñena en el centro de la villa monegrina.

A la memoria de aquellos/as médicos/as, enfermeros/as y sanitarios/as, verdaderos héroes y heroinas de todas las malditas guerras.

Las palabras de Alcubierre


Alcubierre final

“Una palabra que compartir” es una iniciativa que recorre las diferentes bibliotecas de Los Monegros. Una caja que va recogiendo aquellas palabras aragonesas tan especiales para nosotros/as, palabras que la gente quiere compartir. Alcubierre ha sido la segunda biblioteca que ha visitado, continuando un viaje que se avecina muy interesante.

Entre las semanas del 2 al 13 de noviembre, el paso de la “Caja viajera”  ha replegado un total de 535 palabras. La palabra más compartida ha sido “Chirleta, que ha aparecido hasta cinco veces. Por cuatro veces han aparecido “Badil”, “Escurrimiento”, “Miaja” y “Pozal”. Por tres veces aparecen las siguientes 15 palabras: Alcagüeta, Aloda, Esbarrar, Escachar (ESP), Escoscar,  Estalentau, Esparbel, Espiazau, Farinoso, Jauto, Laminero,  Zangarriana, Zaracho, Zarrio y Zoque. La última palabra depositada, in extremis, fue “cerrudo”, apodo de uno de los bandoleros de la cuadrilla del Cucaracha. Muy impresionante la gran respuesta, ¡muchas gracias Alcubierre!

 

  • A escape: Ara. Ascape, rapidamente, deprisa.
  • A plantar fuerte: (x2) A seguir bien.
  • A prisa: De prisa.
  • A una mala: En un caso extremo.
  • Ababol: (X2)  Ara. Amapola, tonto, simplón.
  • Abadejo: Ara. Bacalao.
  • Abarruntar: Ara. Barruntar, intuir algo.
  • Abejaruco: Esp. Ave, en aragonés: Abillaruelo, Miragüelo (Merops apiaster).
  • Abentar: Ara. Lanzar al aire para separar el grano de la paja, tirar, lanzar, arrojar.
  • Abiarol: Ara. Abillarol: avejarruco (Merops apiaster).
  • Abutarda: Esp. Avutarda, ave(Otis tarda) .
  • Achopadico: Ara. Achopau. Empapado de agua.
  • Aco: ¿?
  • Acolicas: Ara. Encolicas, llevar sobre los hombros a otra persona.
  • Acotraciar: Ara. Arreglar una cosa, persona que va mal vestida “vas mal acotraciau”.
  • Acotraciarse: Ara. Arreglarse.
  • Afoto: Ara. La foto.
  • Agardinchas: Ara. Cardo silvestre, se limpiaban los tallos y se cocían como verdura.
  • Aguar-te: (x2) Ara. Esperate.
  • Agüelos: Ara. Abuelos.
  • Ajolio: Ara Ajaceite espeso con huevo.
  • Ajuntar: Ara. Unir, juntarse.
  • Aladro: (x2) Ara. Arado.
  • Albarca: Ara. Abarca, calzado rústico.
  • Albarda: Ara. Matorral espinoso con fruto silvestre.
  • Alberje: Ara. Fruto del albergero.
  • Albergero: Ara. Albaricoque.
  • Albrorcero: Ara. Madroño (Arbutus )
  • Alborza: Ara. Fruto del madroño.
  • Alcahueta/ Alcagüeta: (x3): Esp. Chismosa.
  • Alcorzar: (x2) Ara. Atajar, acortar.
  • Alcorce: Ara. Atajo.
  • Alda: Ara. Pieza de carne de la parte inferior del costillar. Regazo, campana de la chimenea.
  • Alfalfe: Ara. Alfalfa (Medicago sativa sp).
  • Almierca: Ara. Amielga, planta (Medicago sativa sp).
  • Almóndiga: Ara. Albóndiga.
  • Aloda: (x3) Ara. Alondra, ave (Alauda arvensis).
  • Alodeta: Ara. Alondra pequeña.
  • Alparcear: Ara. Alcahuetear, chismotear.
  • Alparciar: Ara. Alcahuetear, chismotear.
  • Alparcera: (x2)  Ara.  Alcahueta, chismosa.
  • Alpargata: Ara. calzada de tela con suela de esparto.
  • Alredor: Ara. Alrededor.
  • Aluciar: Ara. Sacar punta a los barrones de los arados, en la fragua y en el yunque.
  • Amás: Ara. Además.
  • Amerar:Ara. Rebajar la pureza de algo, añadir agua al vino.
  • Amolar: Ara. Fastidiar.
  • Amoto: Ara. La moto.
  • Amprar: Ara. Tomar prestado.
  • Ancón: Ara. Nalga.
  • Ansa: Ara. Asa.
  • Antiparral: ¿?
  • Apedregar: Ara. Granizar.
  • Apollardao: ¿?
  • Argüellau: (x2) Ara. Flaco, delgado.
  • Arraclán: Ara. escorpión
  • Arradio: Radio, transistor.
  • Arrascar: ¿Rascar?.
  • Atajador: (x2) Acortador.
  • Atancar: ¿Esp. Atrancar?
  • Aventar: Ara. Tirar al aire para separar el grano de la paja.
  • Azarbe: Ara. Acequia.
  • Azierro: Ara. Hacer azierros, que no va recto, hace curvas.
  • Azoqueta: Ara. Mercadillo callejero.
  • Badil: (x4) Ara. Recogedor.
  • Balde, de: Ara. Gratis.
  • Barceño: Ara. Vencejo, ave.
  • Bemba: (x2) Ara. Demba. Campo o terreno junto al pueblo.
  • Bizco: Ara. Muerdago.
  • Boira: Ara. Niebla.
  • Bolo: Esp. Remate del chapitel de la torre.
  • Borrasquear: (x2)  Ara. Lloviznar.
  • Bordil: Ara. Recogedor.
  • Borgüil: Ara. Almiar, montón grande de paja.
  • Brabán: Ara. Arado de vertedera o volteo.
  • Bujero: Ara. Bufero. Agujero.
  • Cacharro: (x2) Ara. Nombre recurrente para nombrar cualquier objeto.
  • Caganido: Ara. El último de los hijos de una casa.
  • Cardelina: Ara. Jilguero (Carduelis carduelis).
  • Cadiera: Ara. Banco de madera tradicional.
  • Cadillo: Ara. Cachorro de animal, especialmente perro joven.
  • Calamonau, Calamonada: Ara. Se está pasando, florecida, sabe mal “Esta naranja está calamonada”.
  • Calendra:
  • Callizo: Ara. Callejón.
  • Camandulero: Ara. Persona ociosa y poco dada al trabajo.
  • Cansino: Esp. Pelma, molesto.
  • Cantamañanas: Esp. Persona informal, irresponsable.
  • Cañafierca: Ara. Lanaja, planta (Thapsia viliosa).
  • Cañafitera: Ara. Alcubierre, planta (Thapsia viliosa).
  • Cañafierma: Alcubierre, planta (Thapsia viliosa).
  • Cañizo: Esp. Estructura de cañas principalmente para la construcción de techos.
  • Caparra: Ara. Garrapata.
  • Capazo: Ara. Conversación larga por la calle.
  • Capitana: Ara. Barrilla, planta (Salsola Kali Sp.)
  • Caramullau: Ara. Amontonado en exceso. “Echame el plato con caramullo”.
  • Caramullo: Ara. montón que sobresale.
  • Carnuzo: Ara. Persona mala, insulto.
  • Carracla: Ara. Carraca.
  • Cascala, a: Ara. Despachar a alguien.
  • Catalina:
  • Cazinglo: Ara. Hebilla de madera para tensar correas.
  • Cebadera: Comedor para el ganado.
  • Cerringallo: Ara Zeringallo. Objeto de escaso valor.
  • Carrucha: Ara. Polea.
  • Cencejo: ¿?
  • Cepren: Ara. Objeto para ceprenar.
  • Ceprenar: Ara.Hacer fuerza, apalancar,empujar a lo bestia.
  • Cerrudo: Ara. Zerrudo, greñudo.
  • Coraler: Ara. Guindilla.
  • Cucada, cucadeta: Ara. Una cabezada o siesta corta.
  • Chaminera: Ara. Chimenea.
  • Chamuscau: Ara. Quemado.
  • Chandrio: Ara. Asunto turbio, chanchullo.
  • Capurquear, chapurquiar: Ara. Pisotear los charcos, enredar con el agua.
  • Chabisque: Ara. Barrizal, fiemo empapado al pisarlo.
  • Chaco:
  • Chambra: Ara. Blusa.
  • Charada: Ara. Fogata de llamarada alta y rápida.
  • Charrada: Ara. Conversación.
  • Charradeta: Ara. Conversación.
  • Charraire: Ara. Charrador, que habla mucho.
  • Charrar: Ara. Hablar.
  • Chipiarse: Ara. Empaparse, mojarse.
  • Chiquer: Ara. Muchachito.
  • Chiqueta: Ara. Muchachita.
  • Chiribailes: Persona poco seria.
  • Chirleta: (x5) Ara. Cría del gorrión, cuando se escapa del nido.
  • Chulla: Ara. Filete de carne.
  • Chupón: Ara. Estalactita o carámbano de hielo.
  • Coda: Ara. Rabo, cola. ¡De que coda!.
  • Colador: Cuarto en el que estaban los cuezos y se hacía la colada.
  • Corrusco: Ara.  Extremo de la barra de pan.
  • Cinglo: Ara. Zinglo. Despeñadero.
  • Crianzón: Ara. Crío.
  • Cudiblanca: Ara. Collalba, ave (Oemanthe spp.).
  • Coflada: Sentada?
  • Confitero: Los de la pasteleria, “Casa confitero: Casa Berdún”.
  • Cucute: (X2) Ara. Abubilla.
  • Cuesco: Ara. Pedo.
  • Cuezo: Ara. Especie de tina de cerámica o tinaja pequeña con salida inferior para el agua, en alcubierre se usaba para la colada.
  • Cuita: Esp. desgracia.
  • Curto: Ara. Callizo el curto, calle estrecha y corta.
  • Cutio: (X2) Ara. Que sigue, que va a lo suyo, callado. Pa cutio: de continuo.
  • Deresveculo: ¿?
  • Desastrau: Ara. Desarreglado.
  • Destalentau: Ara. Sin talento.
  • Desustanciau: Asa. Sin sustancia.
  • Dogal: Ara. Molestar.
  • Dormir de memoria: Dormir boca arriba.
  • Dorondón: Ara. Niebla fría que genera escarcha.
  • Embolicau: Ara. Enredado, liado, engañado.
  • Empapuzar: Ara. Cebar, sobrealimentar.
  • Empenton: Ara. Empujón.
  • Emperifollada: Ara. Mujer muy arreglada.
  • Emporcar: Ara. Ensuciar.
  • Encorrer: Ara. Perseguir.
  • Enrronar: (x2) Ara. Tapar echando tierra o escombros “se ha echao un pegote que me ha enrronao”.
  • Enrruenas: (x2) Ara. Escombros.
  • Envasador: Embudo.
  • Enzaborrar: Ara. Poner ripio en los grandes bloques de piedra de la pared para dar solidez.
  • Enzurizar: Ara. Incitar, azuzar.
  • Esbalizaculo: Ara. Tobogán.
  • Esbarrar: (x3)  Ara. Separar, desviar, apartar.
  • Esbazau: Ara. Esbafau que ha perdido el gas.
  • Esbordizar: Ara. Podar.
  • Esbronce: Ara. Movimiento brusco, exagerado, como una sacudida.
  • Escachar: (x3) : Esp. Derribar.
  • Escachada: Esp. Casa o pajar en ruinas.
  • Escampar: Ara. Aclararse, semejarse el tiempo.
  • Escobar: (x2) Ara. Barrer.
  • Escobito: Ara. Escoba basta o pequeña.
  • Escorpinar: Ara. Ahuecar la lana para poderla hilar.
  • Escoscar: (x3)  Ara. Limpiar, adecentar.
  • Escoscao: Ara. Aseado, limpio.
  • Escotolar: Ara. mover los músculos del tronco para aliviarse del picor o el frío.
  • Escuchinichau: Ara. Roto, despiazau.
  • Escurrimiento: (X4)  Ara. Ocurrencia, inspiración.
  • Esgarramanta: (X2) Ara.  ¡Menudo esgarramanta!.
  • Eslizón: Ara. Resbalón.
  • Esmirriau: ESP Esmirriado
  • Esfullinar: Ara. Deshollinar.
  • Esmelicar-se: (x2) Ara. Partirse de risa “se está esmelicando de risa”.
  • Espantau: Ara. Espantado.
  • Esparbel: (x3) Ara. Milano, ave (Milvus milvus).
  • Espedo: Ara. Varilla de acero, con punta, se utiliza en la vieja remolona para clavar naranjas, chorizo y chullas de tocino.
  • Espiazar: (x2) Ara. Romper.
  • Espiazau: (x3) Ara. Roto, deshecho. “Estar espiazau”: estar malo, enfermo, jodido.
  • Espullinar: Ara. Despojar, desnudar.
  • Esquilla: Ara. Esquila, cencerro.
  • Esquinazo: Esp. Columna.
  • Estalentau: Ara. (x3) Persona sin talento, de poco juicio.
  • Estozar: Ara. Dar un golpe fuerte.
  • Estrapalucio: Ara.(x2) Ara. Desorden, lío.
  • Estral: Ara. Hacha.
  • Estraudes: (x2) Ara. Trébedes.
  • Estricallar: Ara. Cortar algo mal, estropeándolo.
  • Estrinque: Ara. (x2) Cadena.
  • Estropicio: Ara. Destrozo.
  • Fajinas: Ara Montón de haces de mies.
  • Falcón: Ara. Halcón, ave rapaz (Falco peregrinus).
  • Falsas: Ara. Buhardilla, desván. Espacio entre la bóveda y el tejado de la iglesia.
  • Faltriquera: Ara. Faldriquera. Parte anterior e inferior de la camisa.
  • Fardacho: (x2) Ara. Lagarto.
  • Farinetas: Ara. Gachas, papillas de harina.
  • Farinoso: (x3) Dobladillo, dulce tradicional.
  • Farnaca: (x2) Ara. Cría de conejo o liebre, gazapo.
  • Fatear, Fatiar: Ara. Tontear o presumir.
  • Fato: Ara. Tonto o creído.
  • Femada: Ara. Fiemo extendido en el campo.
  • Femera: (x2)Ara. Montón de fiemo, de estiércol.
  • Fenzejo: Cuerda gruesa trenzada de esparto y de aproximadamente un metro.
  • Festejar: Ara. Cortejar.
  • Fiemo: Ara. Estiércol.
  • Fogaril: Ara. Hogar, para hacer fuego.
  • Foroso: Ara. Sucio.
  • Fozín: (x2) Ara. Sucio, basto, bruto.
  • Gabacho: Ara. Cobarde.
  • Gabiño: Ara. Cuchillo curvo para la vid.
  • Galacho: (x2) Ara. Barranco pequeño.
  • Galze: Ara. Rebaje en la madera para encajar una pieza.
  • Gambeto: Ara. Chaqueton.
  • Garacho:
  • Gardincha: Ara. Especie de cardo.
  • Garrón: A garrón caído: Ara. a pierna suelta.
  • Ginesta: Ginestra, retama o retama de olor (Spartium junceum).
  • Grallar: Emitir el sonido de la Gralla, ave, grajo, chova. ¿?
  • Gramen: Ara. Grama, hierba mala.
  • Grandismo: Ara Muy grande.
  • Granizo: Esp. En aragonés es “Pedregada”.
  • Gripia: Ara. Vivora, personas traidoras o malas.
  • Guapismo: Ara. Muy guapo.
  • Guarán: Ara. Semental, mujeriego.
  • Guaranear, guaraniar: Ara. Lloriquear.
  • Guerto: Ara. Huerto.
  • Guisoniar: Ara. Cocinar.
  • Gurgute: Ara. Cucute, abubilla.
  • Guripa: Esp. Saldo raso, guardia. ¡Menudo guripa estás hecho!.
  • Gurrión: Ara. Gorrión (Passer domesticus).
  • Hornizo: ¿calor pegajoso, sofocante?
  • Huega: Ara. Güega. Límite, línea divisoria.
  • Jada: Ara. Azada.
  • Jadin: Ara. Azada pequeña.
  • Jauto: (x3) Ara. Comida sosa. Persona sin gracia.
  • Jetazo: Ara. Golpe fuerte.
  • Jolico: Ara. Azada pequeña.
  • Jopar: Ara. Marchar, huir.
  • Jospio: Exclamación.
  • Jorear: Ara. Ventilar.
  • Joriar: Ara. Ventilar.
  • Laminero: (X3)  Ara. Goloso, que le gusta el dulce.
  • Lamparón: Esp. Mancha.
  • Letacin: Ara. Planta (Sonchus oleraceus).
  • Levislai: Ara. De bislai, a través, de soslayo.
  • Librador: ¿?
  • Lifara (x2): Ara. Banquete, comilona.
  • Lucero: Ara. Electricista.
  • Magro: Ara. Jamón.
  • Majisma: Muy maja.
  • Mardano: Ara. Macho de la oveja.
  • Maguero:
  • Mal empleau: Mal usado, mal empleado.
  • Malafolla: Ara. Malintencionado.
  • Mandil: Ara. Manta para realizar tareas agrícolas.
  • Mantudo: Ara. Que tiene frío, “Pareces un pollo mantudo”.
  • Marguín: Ara. Margen entre dos campos.
  • Marginazo: (x2) Ara. Ribazo, margen elevado.
  • Matután: Ara. Persona corpulenta pero coco inteligente.
  • Melico: Ara, Ombligo.
  • Melopera: Ara. Borrachera.
  • Menester: ara. Necesitar.
  • Menglana: Ara. Granada.
  • Miaja: (x4) Ara. Nada.
  • Miajeta: Ara. Cantidad pequeña o muy pequeña.
  • Mielsudo: Ara. Tranquilo, calmado.
  • Mochuelo: Esp. Pequeña ave rapaz (Athene noctua).
  • Modorro: (x2) Ara. Amodorrado, perezoso.
  • Modos: Ara. Modales.
  • Moniar: Ara. Hacer tonterías.
  • Mormor: (x2) Ara. Murmullo.
  • Mostillo: (x2) Ara. mermelada de higo con mosto, miel y almendras. Insulto.
  • Murria: Ara. Pereza.
  • Ñapa: Esp. Arreglo.
  • Ordio: (x2) Ara. Cebada.
  • Osca: Ara. Huesca.
  • Pa: Ara. Para “Pa tú”.
  • Paco, Pacos: (x2) Ara. Zonas de sombra en la sierra de Alcubierre, que da al norte.
  • Paniquesa: Ara. Comadreja (Mustela Novalis).
  • Panizo: Ara. Maíz (Zea mays).
  • Pantaziguera: Ara. Voltereta.
  • Pasmau: Esp. Pasmado.
  • Patacón:¿?
  • Peales: Ara. Peal, calcetín de lana gruesa.
  • Pecotosa: Ara. Pecosa.
  • Pedregada: Ara. Granizada.
  • Pelaire: Ara. Persona que vareaba la lana de los colchones.
  • Pella: Ara. Coliflor.
  • Perdigacho: Ara. Cría de perdiz.
  • Perdigana: Ara. Perdiz joven.
  • Pernil: Ara. Jamón, parte trasera del cerdo.
  • Pescuezo: Ara. Parte de detrás del cuello.
  • Petoste: Ara. Obstáculo, persona u objeto que estorba.
  • Pezolaga: Ara. Pillo, astuto. A los niños se les dice “menudo pezolaga estás hecho”.
  • Picaporte: Esp. Elemento para abrir una puerta.
  • Picaraza: (x2) Ara. Urraca, ave (Pica pica).
  • Pichín: Ara. Vulva.
  • Pilmador: Sanador.
  • Pinchán: Ara. Pájaro pequeño, Pinzón vulgar (Fringilla coelebs).
  • Pirulo: Ara. Peonza.
  • Pincho: (x2) Ara. Tieso, apuesto, elegante.
  • Pita: Ara. Enfado, lloriqueo.
  • Pizca: Ara. Trozo de algo que se coge, lo último que queda en el palto “la pizca de Alcubierre”.
  • Pizco: pellizco, coger un poco de algo.
  • Plegadero: Ara. Calle o plaza donde se juntaba la gente al acabar la faena.
  • Plegar: Ara. A terminar el trabajo.
  • Pleitiar: Ara. Pleitear.
  • Ponedor: Ara. Nidal, ponedero.
  • Portegau: Ara. Atrio de la iglesia.
  • Pozal: (x4) Ara. Cubo.
  • Propio, de: Ara. Por propia voluntad.
  • Punchar: Ara. Pinzar, punzar.
  • Quera: Ara. Carcoma, caries.
  • Quieto en la mata: Quieto ahí.
  • Quinquilaire: Ara. Vendedor ambulante de cacharros.
  • Rabosa: (x2) Ara. Zorro.
  • Rasmia: (x2) Ara. Coraje, valentía.
  • Rasqueta: (x2) Ara. Espátula.
  • Real: Antigua moneda española.
  • Rebalzar: Ara. Volcar hacía detrás.
  • Rebulcau: Ara. Cereal aplastado por la lluvia y el viento en un campo.
  • Rebutir: Ara. Embutir.
  • Recular: Ara. Retroceder.
  • Refitoliar: Ara. Fisgar.
  • Regle: Ara. Listón para trazar líneas rectas.
  • Reglote: Ara. Eructo.
  • Relampandinguear: Ara. Relampaguear.
  • Relojear: Ara. Curiosear, fisgar.
  • Remangarse: Ara. Arremangarse.
  • Remoldar: (x2)  Ara. Podar, recortar.
  • Remoldador: Ara. El que poda.
  • Remugar: Ara. Rumiar.
  • Repentón: Ara. Repecho.
  • Replegar: (x2) Ara. Recoger.
  • Resacar: Ara. Sacar, mover la caza.
  • Reús: ¿?
  • Rezio: Ara Rizio, sembrado espontáneo producido por los restos de la cosecha.
  • Ringlera: Ara Línea.
  • Riñadero: ¿?
  • Riseta: Ara. Sonrisa.
  • Romanzero: Ara. Quejica.
  • Romanziar: Ara. Quejarse.
  • Roña: Ara. Dolor sordo.
  • Rosada: Esp. Vapor de agua congelado en la superficie del suelo y plantas.
  • Rosigón: (x2) Ara. Mendrugo de pan.
  • Royo: Ara. Rubio.
  • Rugiar: Ara. Salpicar, echar agua.
  • Rusiente: (x2) Ara. Al rojo vivo.
  • Rusio: Ara. Colorado, rojizo, Cuando uno se sonroja se pone rusio, cuando hace deporte o va bebido.
  • Sangonera: Ara. Hemorragia.
  • Sanselo: Ara. Soso, con poca iniciativa.
  • Santos: ¿?
  • Sargantana: (x2) Ara. Lagartija.
  • Sarda: Ara. Terreno algo elevado de baja producción agrícola.
  • Saso: Ara. Terreno llano de cultivo, en zona elevada.
  • Saya: Esp. Falda.
  • Siñal: Ara. Un poco, una pizca.
  • Socarrar: Ara. Quemar.
  • Sorna: (x2) Ara. calor pegajoso.
  • Sorniza: Ara. Calor aplastante.
  • Sunsido: Ara. Disminuido.
  • Susto: Mojar metiendo y sacando rápidamente un hierro rusiente en la pila de la fragua, para darle temple al acero.
  • Tajuelo: Esp. Asiento rústico de madera.
  • Talladera: Ara. Paso abierto entre la maleza por animales.
  • Talocha: Ara. Llana de albañil.
  • Tarnaca: ¿?
  • Tartera: Ara. pedregal.
  • Tarranco: Ara. Trozo o taco de madera.
  • Tarrancudo: Ara. Pequeño y fuerte (Persona).
  • Tarranquear: Ara. Andar mal.
  • Tejo:
  • Templau: Ara. Ligero.
  • Tirador: Ara. Tirachinas.
  • Tizón: Ara. Hongo del cereal, carbón del trigo.
  • Tizonear. Ara. Remover los tizones del fuego.
  • Tongueta: Ara. Tanda, hornada.
  • Tontadas: Esp. Tontería.
  • Tontolaba: Esp. Insulto.
  • Tormo: Ara. Terrón de tierra, de azúcar, de hielo.
  • Toquiniar: Ara. Manosear.
  • Torzón: Ara. Indigestión, dolor de tripa.
  • Tostón: Ara. Trozo de algo quemado.
  • Toza: Ara. Raíz gruesa para quemar.
  • Tozolón: (x2) Ara. Golpe en la cabeza.
  • Tozuelo: Ara. Cabeza.
  • Tozudo: Ara. Terco, que no cede.
  • Trallo: Ara. Tronco de árbol.
  • Trapacero: Ara. Tramposo, liante.
  • Trapicallo: Ara. Harapo, trapo.
  • Trastear: Ara. Manipular.
  • Traste: Ara. Herramienta, apero.
  • Traza: Ara. Que hace las cosas bien “Este se da buena traza”, manera, modo.
  • Trazar: Esp Dibujar.
  • Trebedes:  Esp. “Estraudes” en aragonés.
  • Trenzadera: Ara. Borrachera.
  • Triado, triada: Ara. se dice cuando se corta la mahonesa.
  • Triar: Ara. Elegir, separar.
  • Tronada: Ara. Tormenta.
  • Tronlirón: Ara. Atolondrado.
  • Tronzar: Ara. Cortar, serrar.
  • Trucar: (x2) Ara. Llamar, golpear.
  • Trujal: Ara. Lugar donde se pisa la uva.
  • Tufa: Ara: Flequillo.
  • Unturrufear: Ara. Pringar alguna cosa.
  • Vaciarse, uno:
  • Variasco: ¿?
  • Yerbana: Ara. Hierba rastrera.
  • Yesaire: Ara. Yesero.
  • Zaborrazo: (x2) Ara. Pedrada.
  • Zaborro: (x2) Ara. Piedra.
  • Zafarosa: (X2) Ara. Desarreglada, sucia.
  • Zaforas: (x2) Ara. Torpe, descuidada.
  • Zamandungo: (x2) Ara. Zamadungo. Torpe, tonto.
  • Zampar: Esp. Comer.
  • Zancocho: Ara. Lío, embrollo.
  • Zangarriana: (x3) Ara. Lagartija, pereza.
  • Zanguango: Ara. Gandul
  • Zanquiar: Ara. Andar, moverse.
  • Zapo: Ara. Sapo (Bufo bufo).
  • Zarabuyo:
  • Zaracho: (x3) Ara. Harapo.
  • Zarpa: Ara. Garra.
  • Zarrio: (x3) Ara. Objeto deteriorado de poco valor.
  • Zerrudo: Ara. Greñudo.
  • Zierzera: Viento cierzo fuerte.
  • Ziniego: Ara. Barro blando en el fondo de una balseta, también el barro que queda en una balsa cuando no queda agua. Tiene un color oscuro y huele mal.
  • Ziñego: Ara Cieno.
  • Zolle: Ara. Pocilga.
  • Zolleta: Ara. Pocilga.
  • Zoque: (x3) Ara. Sección de tronco para cortar la carne.
  • Zorrera: Ara. Borrachera. Humareda dentro de una caseta o casa.

 

La vieja Remolona

La vieja Remolona no quiere comer pan, sólo chocolate y chullas si le dan. Los chicos de la escuela, todos suplicamos que cuando canta el gallo, nos den lo que buscamos.

Kikiri Kiii! Nos dan pa la vieja? Con una estaca vieja.

Canción que cantan los niños de Alcubierre en mitad de la cuaresma, recorriendo las calles del pueblo, pidiendo por las casas para hacer una merendola.

Muchas gracias a la bibliotecaria Mª Carmen y a Alberto Lasheras, ¡muchas gracias!!

La Corrala de Vecinas “LA UTOPÍA”


La Corrala de Vecinas "LA UTOPÍA"

Ciertas cosas que ocurren aparentemente lejos de aquí, quizás no nos resulten la lejanas. Es el caso de las familias sevillanas que se han alojado en un edificio que ha terminado siendo propiedad de la conocida entidad financiera aragonesa Ibercaja y cuya situación, aunque mejora, pende de un hilo.

Unas 36 familias sevillanas que han perdido su trabajo, que han sido desahuciadas de sus casas, a quienes han negado ayudas y la administración ha dejado desamparadas se realojaron hace seis meses en un edificio vacío de nueva  construcción, propiedad de una inmobiliaria que quebró y que ahora se encuentra en manos de una entidad bancaria que nos resulta familiar, la aragonesa Ibercaja. “No queremos hacernos con la propiedad de estas viviendas. Sólo queremos tener un techo bajo el que nuestras familias duerman”.

El edificio es una “corrala”, un típico corral andaluz, entorno al cual se distribuye un edificio de viviendas que habitaban las clases trabajadoras más humildes. Las familias compartían el espacio de la corrala, estableciendo una forma de vida comunitaria, solidaria y de apoyo. La corrala ocupada se conoce como “La Corrala de Vecinas La Utopía”, donde se ha recuperado la solidaridad entre familias que se encontraban en la calle y con un espíritu asambleario tratan de responder las continuas agresiones que la terrible crisis produce en la sociedad.

En el mes de noviembre, la corrala de vecinas “La Utopía” ha mantenido concentraciones de protesta frente a sedes de la entidad bancaria propietaria del inmueble, la citada IberCaja. Las familias han querido abrir una mesa de negociación con la entidad para evitar el desahucio de la corrala y para que sea devuelto el suministro de agua y electricidad, lo que ha sido calificado como “una cuestión humanitaria, no se puede dejar a 36 familias, con niños, mayores y enfermos a su cargo, sin agua ni luz, sobre todo cuando la llegada del invierno y del frío están a la vuelta de la esquina.”

A finales de este mes de noviembre, se ha alcanzado un acuerdo con la entidad bancaria, abriéndose una negociación entre las partes afectadas, representantes del gobierno y el defensor del pueblo andaluz. Negociación que por ahora paraliza durante tres meses el desahucio y pronto se restablecerán los suministros de electricidad y agua. El artículo 47 de la constitución del estado español afirma que tenemos “derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada.”

Desde estas líneas quiero mostrar mi solidaridad y apoyo a La corrala “la Utopía” y a todas las personas y familias que están pendientes de desahucios, a las personas y familias desahuciadas, a todas las personas, plataformas y entidades sociales que luchan y defienden el derecho a la vivienda. Su ejemplo es nuestra arma para los nuevos desafíos que se van sucediendo “Ni más gentes sin casas, ni más casas sin gentes”

¡Por el realojamiento de las personas desahuciadas y las personas sin vivienda!.

+info: http://corralautopia.blogspot.com.es/

Publicau en “ Os Monegros el 2 de diciembre del 2012.

No al “Tocino engrasado de sariñena”


No al “Tocino engrasado de sariñena”

No al “Tocino engrasado de sariñena”

¿De verdad hay que divertirse haciendo sufrir a un animal? ¿No somos lo suficientes sensibles como para no tener que ejercer un sufrimiento gratuito, por mínimo que sea, por una supuesta diversión que mucha gente no comparte?. ¿No somos lo suficiente inteligentes como para realizar múltiples actividades que no conlleven el sufrimiento de un animal? ¿No somos lo suficiente responsables como para con nuestra aptitud y comportamiento eduquemos a los más jóvenes en valores de respeto al mundo animal? Mi más absoluta repulsa al acto, organizado por la Agrupación de Peñas de Sariñena, del “Tocino engrasado” por suponer un acto irresponsable de prepotencia humana, sometimiento y dominio hacia el mundo animal, estimulado por una diversión irracional basada en la ausencia de sensibilidad. Seguramente el nivel de sufrimiento u agresión hacia el animal puede ser objeto de un profundo debate, pero su uso vejatorio corresponde a una mentalidad que los considera seres inferiores y que permite vulnerarlos y explotarlos.

La critica y reflexión que aporto, no evita que sienta un profundo agradecimiento a la junta de la agrupación por su trabajo y dedicación altruista por el bien común, pero que no puede quedar exenta de crítica cuando uno de sus actos conlleva la innecesaria agresión a un animal.

Publicau en “ Os Monegros el 21 de agosto del 2012.

– Enlaces relacionaus:

Dance de Castejón de Monegros


Dance de Castejón de MonegrosExtractos del dance de Castejón de Monegros del dialogo entre el Mayoral y el Repatán recogidos por Ricardo del Arco y Garay, Notas de folklore Altoaragonés. Madrid 1943.

Contritos de corazón

Os veo aprontados.

– Repatán

Lindamente lo ha charrado.

Otra comparanza clara

Boto chico, pronto lleno”.

Vocabulario:

Charrado: Hablado.

Comparanza: Comparación.

Publicau en Os Monegros el 17 de octubre del 2010.

Enlaze relacionau: dance de Robres.

Zancarriana w