Archivo de la etiqueta: Bujaraloz

María Villagrasa Rozas


María la “La Pollera” sorprende por su extraordinaria memoria, retrotrayéndonos al Bujaraloz de antes, cuando nevaba más: “nevaba todos los años, al menos una vez, y había que hacer sendas para poder ir al colegio”; algo que ahora nos cuesta creer. María es un ejemplo de mujer emprendedora y de su mano conocemos las vicisitudes de una vida de trabajo y esfuerzo. 

 

Maria Villagrasa Rostro

Maria Villagrasa Rozas

            Natural de Bujaraloz, María Villagrasa Rozas nació el 16 de noviembre de 1932. De familia de agricultores, su padre murió en 1944 cuando apenas María contaba con doce años. Así, su madre quedó viuda con seis hijos y sola tuvo que sacar adelante a toda su familia. A María le conocen por ser de casa Bolea, por parte de su abuela Andresa Bolea: “toda una gran mujer que iba con su marido vendiendo pucheros por los pueblos de Los Monegros, llegaban hasta Lalueza y Poleñino, ¡era una mujer muy negociadora!”. De su abuela Andresa, María y su madre heredaron su carácter valiente para emprender negocios. María recuerda salir del refugio detrás de su abuela Andresa, con sus hermanas subían las escaleras agarradas a su saya, mientras desde afuera les animaban a salir: “por fin, había acabado la guerra”. Durante la guerra quemaron tallas y el altar de la iglesia, María recuerda ver como entraban los camiones hasta la misma iglesia. Andresa murió al poco después de acabar la guerra.

       María fue a la escuela hasta los catorce años, por la mañana daban materias generales y las tardes las dedicaban a labor: cosían y hacían punto. Las clases eran separadas, por un lado las chicas y por otro los chicos, y si jugaban con los chicos les decían “chicotes”.

            El agua la guardaban en tinajas y en aljibes, los hombres llenaban los aljibes con cubas y luego filtraban el agua con sacos, principalmente filtraban los “cullarones”, los renacuajos. Las tinajas las guardaban en las bodegas o en los patios de las casas y, a pesar de ser Bujaraloz un territorio árido y seco, las bodegas se anegaban. En cada casa había un pozo de agua y aunque el agua era salada  la usaban para lavar.

            En Bujaraloz había hornos de yeso y María recuerda llevar por las noches patatas asadas a su padre mientras cuidaba el horno de yeso. El hermano mayor llevaba las tierras y las hermanas mayores se encargaban de las labores de casa. Limpiaban los hogares,  los de antes, donde cocinaban y se calentaban, limpiaban los hierros frotando con una vieja alpargata y arena. La leña la traían de la retuerta de Pina de Ebro, normalmente de pinos y sabinas viejas o enfermas.

            Muchas mujeres iban al campo a respigar, especialmente la gente más necesitada. También, en vez de segar, se dedicaban a arrancar directamente la cebada o el trigo, era más duro. Las mujeres llevaban el almuerzo, la comida y la merienda al campo, María recuerda cuando su madre le mandaba con la sopera y el puchero.

            Su madre sabía escribir y solía ayudar a otras personas, entonces se tenían que apoyar más entre todos los vecinos y vecinas, había más necesidad. Entre 1960 y 1963, la madre de María arrendó y regentó el “Mesón Aragonés”. María y sus hermanas trabajaron en el mesón: “una hermana fregaba de rodillas todas las noches el comedor, entonces no existía la fregona”. Su madre ejerció de cocinera y llegaron a contar con alguna sirvienta. Bujaraloz siempre ha sido lugar de paso entre Madrid y Barcelona y muchos hostales y restaurantes han existido a lo largo de la historia, donde las mujeres han ejercido un papel fundamental.

            En casa de Maria criaban pollos, conejos, cerdos y tenían gallinas. Algunas casas tenían cabras que todos los días recogía el cabrero para llevarlas a pastar. Cuando volvían las cabras por las tardes las ordeñaban: “a veces la cabra tiraba el cántaro derramando toda la leche”. Cuando se moría una mula era una desgracia para la casa, en años malos podía significar la ruina para la casa. María recuerda ver pasar arrastrada la mula muerta hasta el muladar.

            María se casó en 1959 con Tomas labrador, quien trabajó en la fábrica de harinas de la localidad. Tuvieron tres hijos:“había pocas comodidades, no había ni lavadora ni calefacción, no como ahora que hay de todo y nos quejamos por todo”. A su madre nunca la escuchó quejarse, después de todo así les habían educado.

            Cuidaban pollos y María se animó a montar una Pollería, por ello en el pueblo la conocen cariñosamente como María “La Pollera”. Criaba pollos, los mataba, los pelaba y los vendía, realizaba todo el proceso completo y siempre contaba con la ayuda de una hermana. Probó suerte con el negocio y fue bastante bien; también tuvieron otros productos que complementaban el negocio. María se jubiló a los 65 años, le pilló la llegada del euro y le complicó muchísimo los últimos días.

            La madre de María comenzó a guardar el luto con 12 años, cuando un hermano marchó a la guerra de Cuba. Antiguamente, el luto condicionó mucho a las mujeres y, aunque su madre fue algo moderna, durante un tiempo no le dejaron ir a bailar. Las mujeres guardaban el luto vistiendo de negro, algunas llevaban una mantilla o un pañuelo negro sobre la cabeza. Algunas, muy estrictas, incluso no acudían a la boda de sus hijos o hijas por guardar un rígido luto, pues una boda no dejaba de ser una celebración. La mayoría de mujeres se casaban de negro y María no fue una excepción, se casó de negro y con un velo blanco: “casarse de blanco era un lujo”. Para la comunión si que vestían de blanco y los trajes se tenían que compartir o se vendían o compraban de segunda mano.

            Sobre los años setenta, unas 12 a 14 mujeres se pusieron a trabajar cosiendo gabardinas y luego pantalones para una casa de Zaragoza. Se instalaron en un local del ayuntamiento, que antes fue de la cooperativa “La Agrícola”. Fue muy importante y dio mucho trabajo a las mujeres.

            A María le ha gustado mucho salir a andar, salir a tomar la fresca por la noche y juntarse con los vecinos y vecinas; mientras cosían, hacían bordados, cruceta o bolillos. María quiere mucho a su pueblo y siempre ha colaborado y ayudado a mantener viva su memoria, guarda muchos recuerdos y una gran vitalidad que nos ha regalado transmitiendo la realidad de una vida pretérita que nos enseña tiempos que hemos dejado atrás, pero que no debemos de olvidar. ¡Gracias María!

          Esta mirada se enmarca dentro de la serie “Rostros”, que va relatando diferentes visiones de mujeres monegrinas y su trabajo en el medio rural de Los Monegros. Muchas gracias a Marisol Frauca y a Cristina Labrador.

Las palabras de Bujaraloz


Bujaraloz final

“Una palabra que compartir” es una iniciativa que recorre las diferentes bibliotecas de Los Monegros. Una caja que va recogiendo aquellas palabras aragonesas tan especiales para nosotros/as, palabras que la gente quiere compartir. Bujaraloz ha sido la octava biblioteca que ha visitado, continuando un viaje que se avecina muy interesante.

Entre las semanas del 1 al 12 de febrero, el paso de la “Caja viajera”  ha replegado un total de 113 palabras. Las palabras más repetidas, por tres veces, han sido mueso y pozal.  Agüarte, chaminera, desustanciau, enchegar, forigar, güega, orache, samugo, zarramaco y zueco  se han repetido por dos veces. También han aparecido las expresiones “¿A que fin?” (¿por qué?) e “ir de propio” (ir a un sitio ex profeso).

¡Muchas gracias Bujaraloz!

 

  • Ababol: Ara. Amapola.
  • Abadejo: Ara. Bacalao.
  • Abón: Esp, Avon, picadura.
  • Achopau: Ara. Empapado de agua.
  • Agüarte: (x2) Ara. Espera.
  • Ajolio: Ara. Alioli, ajoaceite.
  • Aladro: Ara. Arado.
  • Alaica: Ara. Hormiga alada.
  • Alberje: Ara. Albaricoque.
  • Alcaguetear: Ara. Chismear.
  • Alparcear: Ara. Chismear.
  • Alparcera: Ara. Persona que está en todo.
  • Apamplado: Ara. Atontado.
  • Apatusco: Ara. Apamplados, sin sustancia.
  • Apegalloso: Ara. Pegajoso.
  • Auca: Ara. Avutarda.
  • Badil: Ara. Recogedor.
  • Barizaculos: Ara. Tobogán.
  • Blanquero: Zona de tierra blanca mala para el cultivo.
  • Boira: Ara. Niebla.
  • Bonico: Ara. Majo.
  • Borreta: Ara. Pelusilla bajo la cama.
  • Capolar: Ara. Pasar el embutido para hacer trozos más pequeños.
  • Cendrero: Ir sucio. “Más puerco que un cendrero, ir como un Cendrero”.
  • Ceprenar: Ara. Empujar.
  • Chaminera: (x2) Ara. Chimenea.
  • Chilar: Ara. Gritar, chillar.
  • Chincharro: Ara. Trozo de carne.
  • Chipi-chape: Lugar embarrado.
  • Chipiada: Ara. Mojada.
  • Chipiau: Ara. Mojado.
  • Cochera: Esp. Garaje, almacén.
  • Colla: Ara. Grupo de gente.
  • Correlaza: Callejón.
  • Cuyaron: Renacuajo, cría de rana.
  • Desustanciau: (x2) Ara. Sin sustancia.
  • Empentón: Ara. Empujón.
  • Enchegar: (x2) Ara. Poner en marcha, encender un motor.
  • Endrezar: Ara. Enderezar.
  • Esbalizar: Ara. Resbalar.
  • Esbarrar: Ara. Adelantar.
  • Escabullir: Esp. Desaparecer.
  • Escorcotar: Ara. Separar y limpiar, escudriñar.
  • Escoscao: Ara. Grande (Buj). Limpio, aseado.
  • Escuplo: Dar asco. (Puede venir de dar escrúpulo).
  • Espinaes: Ara. Espinacas.
  • Estrena: Ara. Regalo de boda.
  • Faina: Ara. Faena.
  • Falsa: Ara. Desván.
  • Fardacho: Ara. Lagarto.
  • Farinetas: Ara. Comida típica hecha con harina y azúcar.
  • Farnaca: Ara. Cría de liebre.
  • Forigar: (x2) Ara. Escudriñar, revolver.
  • Güega: (x2) Ara. Linde, frontera.
  • Jada: Ara. Azada.
  • Magra: Ara. Jamón.
  • Maltraciau: Ara. Mal arreglado, mal vestido o mal hecho.
  • Matucaño: Ara. Tontainas.
  • Mazacote: Esp. Trozo grande de algo.
  • Mego: Ara. Traidor, que se sale con la suya.
  • Melico: Ara. Ombligo
  • Milorcho: Ara. Tontainas.
  • Mingola: Ara. Pene.
  • Moña: Ara. Muñeca.
  • Moñaco: Ara. Muñeco; despectivo, poca cosa, débil.
  • Mueso: (x3) Ara. Mordisco.
  • Muga: Ara. Limite entre montes.
  • Orache: (x2) Ara. Tiempo climatológico.
  • Paice: Ara. Parece.
  • Pequeñer: Ara. Pequeño, diminutivo en –er.
  • Pintacoda: Ara. Voltereta.
  • Pozal: (x3) Cubo.
  • Presquilla: Ara. Melocotón.
  • Raboso: Ara. Zorro.
  • Rancio: Ara. Cateto.
  • Reblar: Ara. Rendirse.
  • Rebiscolar: Ara. Mejorar, de una enfermedad.
  • Rechinar: Esp. Frotar los dientes entre si haciendo ruido.
  • Recuece: “Paice que recuece” parece que hace frío, fresco.
  • Remenar: Ara. Remover.
  • Ringlera: Ara. Línea.
  • Ristra: Esp. Piezas en fila.
  • Rolde: Ara. Zona concreta.
  • Samugo: (x2) Ara. Traidor, sanselo.
  • Sanselo: Ara. Soso, pasmado.
  • Somardas: Ara. Que hace oídos sordos.
  • Talegazo: Ara. Golpe.
  • Tiforiar: Escudriñar, toquetear, intentar arreglar algo.
  • Tronada: Ara. Tormenta.
  • Umbría: Esp. Sombra, cara norte.
  • Zaborrero: Ara. Poco diestro en un oficio.
  • Zaforas: Ara. Persona sucia o torpe.
  • Zagal: Ara. Chico.
  • Zamadungo: Ara. Desustanciau.
  • Zamarreta: Ara. Camisa interior.
  • Zambullo: Esp. Persona gorda y torpe.
  • Zarramaco: (x2) Ara. Garabato en un papel.
  • Zarrio: Ara. Cosa que no se usa.
  • Zueca: (x2) Ara. Raíz de un árbol cortado.

Muchas gracias a la bibliotecaria Mª Jesús Galindo,  ¡muchas gracias!!

 

 

 

Avutardas por Los Monegros


Por las llanuras cerealistas de Bujaraloz descubres unos Monegros completamente desnudos de vegetación arbórea y arbustiva, una planicie imponente que se extiende entre campos de cebada, trigo y eriales en barbecho y rastrojos. De la mano del guía ornitológico Esteban Hernandez San Román, se descubre la gran riqueza de avifauna que esconde el árido ecosistema monegrino. “Tierra de pájaros… pájaros de Tierra” es la oportunidad perfecta para visitar, aprender y conocer el sur monegrino.

Las Avutardas en Los Monegros

20151207_154739

Esteban localizando avutardas.

      Recorriendo con Esteban los montes de Bujaraloz, contemplamos numerosos cernícalos, aguiluchos laguneros y hasta un huidizo esmerejón, entre muchas otras aves más menudas. Resulta imprescindible acudir con gente experta para asegurar el avistamiento y evitar un comportamiento intrusivo que perjudique especies que se encuentran en peligro de extinción. Cada excursión aguarda sus propias sorpresas.

escanear0168

        Sin duda, la ave esteparia reina es la avutarda, seguida por sisones, ortegas, gangas, alcaravanes…. Las avutardas (Otis Tarda) han adquirido una importancia histórica muy controvertida, especie en peligro de extinción, su protección ha limitado la expansión de regadíos por monegros sur. Son aves muy sensibles a las alteraciones de su hábitat y, aunque mantienen una población estable, hacen falta medidas que aseguren y aumenten su población. Crear áreas arboladas que den sombra, limitar la caza en algunas zonas, fomentar determinados cultivos… son medidas que favorecerían la expansión poblacional de avutardas, pero siempre han de contar con la implicación y aceptación de todos los sectores sociales. Los censos recientes arrojan unos datos de unos 60 ejemplares de avutardas y se estima que entre 1960 a 1980 sufrieron una merma de más de un tercio de sus ejemplares. Son aves sedentarias y se pueden avistar a lo largo del año, aunque hay que evitar la época de cría sobre el mes de mayo. Su alimentación es mixta, vegetal e insectívora, acuden mucho a los barbechos y rastrojos. Las avutardas es el ave más pesada que vuela, alcanza hasta los 15kg, y aún así gozan de gran agilidad para levantar el vuelo, un ave muy espectacular que podemos observar en Los Monegros.

20151207_155058

Avutardas avistadas a través del catalejo.

      El día de la observación llegamos a avistar a casi unos treinta ejemplares agrupados en una bandada, un espectáculo natural impresionante que constituye un gran potencial, un activo turístico muy excepcional en el mundo de la ornitología. Lastima que no localizáramos un sisón que merodeaba por nuestro entorno, lo que hubiera completado una jornada perfecta.

DSC09310

Avutardas sobrevolando Bujaraloz.

       Cerca aparecen las saladas de Bujaraloz, un conjunto de ecosistemas salinos especialmente singulares. Parece ser que la expansión del regadío no afectará a las saladas. También encontramos las “clotas”, pozas naturales, hondonadas salobres que aparecen por los campos, algunos terrenos son auténticos saladares. En estos ecosistemas encontramos especies gipsícolas (de yesos) y halófilas (salinas), plantas y artrópodos que demuestran la relación que hubo en el Terciario entre las estepas del centro de Asia y el Mediterráneo Occidental. Existen especies endémicas relacionadas con especies asiáticas. En este sentido han sido declarados los espacios naturales ZEPAs de “La Retuerta y saladas de Sástago” y “Estepas de Monegrillo y Pina” que protegen las zonas de las avutardas y del cernícalo primilla, pero el territorio único monegrino siempre ha sido merecedor del máximo reconocimiento natural: la figura de Parque Nacional, una aspiración innegable en el mundo científico pero muy cuestionada socialmente. El potencial natural y ornitológico ha de ser un complemento para lograr la sostenibilidad ambiental y diversificar la economía rural para generar futuro.

       Contemplar los amplios horizontes, los amplios espacios abiertos donde perder la vista es todo un placer, una libertad para los sentidos en un océano de tierra.  “Tierra de pájaros… pájaros de Tierra”, donde descubrir su riqueza merece una oportunidad que no nos dejará indiferentes. Gracias Esteban, un placer y hasta la próxima!.

Bujaraloz


Bujaraloz

*Foto:Casa Palacio de Torres Solano de Bujaraloz.

Madoz

Diccionario Geográfico – Estadístico – Histórico 

1845-1850

Bujaraloz

l. con ayunt. de la prov. aud. Terr., c g. y dióc, de Zaragoza (12 leg.), part. Jud. de Pina (5). SIT: en una extensa y árida llanura, llamada los Monegros sobre la carretera pública que conduce de Zaragoza á Barcelona, con buena ventilación y CLIMA saludable: tiene 364 CASAS distribuidas en varias calles y plazas; una de estas es grande y cuadrada, y se titula del Piano: las casas son de arquitectura ant. bastante sólidas y muy espaciosas, conteniendo las mas su correspondiente pozo á pesar de la aridez del terreno, bien que sus aguas aunque abundantes, son saladas y amargas sin que aprovechen mas que para el aseo y limpieza; tiene también casa consistorial y cárcel, y una escuela de primeras letras dotada con 4,4 rs. vn. y concurrida por 150 discípulos: hay 2 hornos de pan cocer pertenecientes á los propios, y 1 iglesia.

Parr. (Santiago el mayor) servida en la actualidad por un cura, 2 coadjutores, un beneficiado y un sacristán; en esta iglesia además del curato hay fundados 9 beneficios ecl. de patronato laical, de los cuales 2 se hallan provistos con cargo parr. y son los coadjutores, y 2 beneficiados simples) hallándose ausente el uno y vacantes todos los demás: el curato es de 2º ascenso y se provee por S. M. ó el diocesano previa oposición en concurso general: Además de esta iglesia hay abiertos con culto público 5 oratorios en varias calles de la población  y 2 en sus inmediaciones; estos últimos son la iglesia de San Antón y el santuario de Ntra. Sra. de la Misericordia, cuyo templo es muy moderno y de curiosa arquitectura, teniendo contiguo un hospital sin rentas y que con las limosnas que recoge de los vec. admite y socorre enfermos del pueblo y aun forasteros: los oratorios de dentro de la población  son uno dedicado á Ntra. Sra. del Pilar, de propiedad particular; otro de Ntra. Sra. del Patrocinio; de Sta. Bárbara; de San Miguel y de Nlra. Sra. de Monserrate: el cementerio ocupa un paraje ventilado fuera de la población: no muy distante de esta se hallan 2 posadas públicas, una llamada de D. Roque de propiedad particular, y otra que corresponde á los propios; esta última es moderna y capaz, y ofrece muchas comodidades á los viajeros por lo que generalmente es muy concurrida: los vec.  se sirven para beber y demás usos domésticos de las aguas de una gran balsa llamada la Balsa nueva ó buena que está á dist.  de 1/4 y medio por la parte del S.; su construcción es de piedra labrada con un óvalo de mas de 40 varas geométricas, y sobre 12 palmos cúbicos de profundidad, teniendo unas dilatadas avenidas por diferentes puntos: para abrevadero de las bestias y ganados: usan las de otras 2 grandes balsas, y 3 mas pequeñas llamadas la Pedrera, la Calzada y la del Pie de lobos que no son otra cosa que unos depósitos mal arreglados de aguas llovedizas, y que se desprenden de las colinas; y en años de sequía suplen la falta de estos, un pozo llamado de la Bomba que tiene agua perenne, y otros mas insignificantes: el term.  confina N. con el de Valfarta (1/2 leg.); E. Peñalva (1/2); S. de Caspe y Sástago (2), y O. con el de Pina (1/2); dentro de su circunferencia se encuentra una ermita dedicada á San Jorge, y muy próximo á la v. una gran playa llamada la Salineta, donde se depositan las aguas de lluvias, y á poco tiempo se convierten en sal; algunos años se extraen muchos centenares de fan. á beneficio de la hacienda nacional, quien paga al pueblo una pensión anual de 200 libras jaquesas en compensación: algo mas dist. hacia la parte del S. se conserva una travesía de 5/4 de hora de la famosa vía Pompeya, construida por los romanos desde Tarragona á Lisboa, cuya dirección ha desaparecido en tantos puntos de la Península: es tanta la solidez de las varias argamasas con que está fundada, que la hacen impenetrable al arado, y por eso se le llama á aquel sitio el camino de los Fierros.

El TERRENO es llano, y su calidad vegetal, calizo y arcilloso con porción de yeso, pero muy bueno para cereales, que es á lo que todo está destinado; de manera, que en acudiendo á estercolarlo con oportunidad, es fértil aun en años estériles; carece de bosques y de árboles de todas clases, y solo se encuentran algunos trozos cubiertos de romeros que proporcionan leña, aunque no la suficiente: no tiene tampoco riego de ninguna clase, pero á pesar de esto, uno de los primeros propietarios llamado D. Mariano Gros, agrónomo inteligente y laborioso, hizo un experimento en una de sus haciendas después del año 1836, plantando 40.000 cepas y 12.000 árboles, la mayor parte frutales, que ha presentado muy buenos resultados, CAMINOS: además de la carretera que conduce de Zaragoza á Barcelona, cruzan el término otros que guían á Barbastro y Caspe, y su estado es bastante malo, lo mismo que los otros que son locales, CORREOS: para este servicio hay una estafeta en la que se halla un emplead; llegan y salen todos los días: el de Zaragoza á las 6 de la tarde; el de Barcelona á las 2 de la mañana, PROD.: toda clase de cereales, barrilla y sosa; cría ganado churro, y caza de liebres y perdices, IND. y COMERCIO uno y otro está reducido á la exportación de sus prod. è importación de los att.  Que hacen falta; también se ejercitan las artes mecánicas mas indispensables, PQBL.: 270 v.c., 1,283 alm. CAP. PROD.: 4.500,624 rs. IMP.: 261,200. CONTR.: 57,004 rs. 4 mr.s.

Publicau en “ Os Monegros el 29 de agosto del 2011.

– Enlace relacionau:

Diccionario Madoz

Zancarriana w