Oda al cierzo

Cierzo…

que duramente abates

a la tierra,

que surcas los caminos

y despejas un claro cielo

en esta árida estepa.

Cierzo…

por los yermos

y por los baldíos,

meces los campos de cereales

produciendo un oleaje,

un baile de espigas

donde el devaneo

navega al viento

perdiendo los versos

de esta aireada oda.

Cierzo…

se tumba

ligeramente la sabina,

las retamas se arquean,

violentamente se sacuden

las firmes carrascas

y el albardín

resiste

percibiéndose querer echar a volar.

Cierzo…

vagas entre la gente

que resiste forzosamente,

te arremolinas

y con fuerza arremetes

imparable,

dominas el paisaje

viento del Ebro

y al vaivén del tiempo

soplas sin piedad

al espacio

que solamente a ti te pertenece.  

Publicau en “ Os Monegros el 31 de mayo del 2013.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s