Archivo de la etiqueta: Laguna

La laguna de Sariñena


La laguna de Sariñena es un oasis en Los Monegros, un entorno natural que atrae a numerosas aves, un hábitat de gran biodiversidad y gran riqueza natural. Es una enseña de Sariñena que en el 2001 fue declarada Zona Especial de Protección para las Aves y que cuenta con un centro de interpretación de imprescindible y más que recomendable visita. La laguna de Sariñena es un espacio natural para disfrutar y aprender que no os podéis perder.   

20170920_190837

La laguna de Sariñena

            De origen endorreico, la laguna de Sariñena en sus orígenes respondía a una laguna lacustre salina del tipo de las saladas de Bujaraloz. Una cuenca abastecida del agua de lluvia en un clima árido de escasas precipitaciones y con alta evaporación en verano, lo que provocaba la acumulación de sales en el agua y en los terrenos contiguos. La laguna presentaba una vegetación esteparia, halófila y gipsófila que caracterizaba la flora del antiguo humedal. Entonces su tamaño era mucho más reducido, entorno a las cien hectáreas, e incluso el camino real a Zaragoza atravesaba por el centro de la actual laguna. En su cara sur se encontraba el muladar de Sariñena.

            La llegada del regadío en los setenta transformó sustancialmente la fisonomía e idiosincrasia de la primitiva laguna. La entrada de sobrantes de riegos elevó su nivel y la laguna perdió su carácter salino. Sus orillas se llenaron de vegetación, mayoritariamente de carrizo y aneas, y aunque quedaron algunas pequeñas playas, que aprovechaban aves limícolas, actualmente su totalidad se encuentra recubierta de vegetación. La laguna ocupa una superficie de 206 hectáreas y abarca un perímetro de 8 Km. Regulada por un canal de desagüe, su profundidad varía desde los 50 cm, en la zona sur, hasta los 2,35 m. en la zona norte. En su entorno aún podemos encontrar un paraje árido y seco, con vegetación del pasado estepario dominado por el albardín con zonas de aliaga y fenazo en transición al tomillar. En los reductos suelos salinos aparece la sosa, el salicor y las saudedas.  Y espectaculares son las numerosas tamariceras que salpican el entorno de la laguna. En aquellos paramos secos es donde podemos encontrar al aguilucho cenizo, al milano real, el gavilán, la águila calzada, el cernícalo, el halcón peregrino,..

Laguna sariñena

            Con la entrada de agua dulce llegaron los peces y las aves acuáticas, una abundante fauna ornítica y una gran presencia de aves migratorias que llevó, en 1995, a su declaración como Refugio de Fauna Silvestre y en el 2001 como ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves). La laguna se transformó en un hábitat idóneo para el descanso de las aves migratorias y a la vez para muchas aves sedentarias.

 

La Laguna de Sariñena constituye el lugar de destino para cerca de 12000 aves que invernan en ella. Cumple una función importante como zona de descanso y alimentación para más de 100000 aves que la incluyen en su ruta migratoria, cifra que se incrementa considerablemente en los años de sequía en los que mientras otras lagunas como Gallocanta pueden llegar a secarse la de Sariñena gracias al aporte de los sobrantes de los riegos mantiene un nivel constante. 

www.sarinena.es

            Las principales especies de aves que podemos encontrar son el aguilucho lagunero, el ánsar común, el ánade real, el avefría, la cerceta común, el cormorán, la garcilla bueyera, la gaviota reidora y el somormujo lavanco. Reseñable es la presencia del avetoro, especie catalogada en peligro de extinción, que en esta laguna encuentra su principal punto de nidificación en Aragón, concentrándose el 10 % de toda la población de la península ibérica.

             Las aves constituyen el grupo más representativo de la fauna de “La Laguna” y su entorno. Su función como área de invernada, de descanso o de anidación de diferentes especies junto con su carácter permanente confieren a la Laguna de Sariñena un papel destacado en el conjunto de los humedales españoles. En los últimos 15 años se han observado más de 200 especies de aves, muchas de las cuales han constituido citas nuevas para Aragón y están consideradas como raras en la península ibérica.

Entre otras podemos citar: somormujo lavanco, cormorán grande, avetoro, garcilla bueyera, garza real, garza imperial, garceta grande, tarro canelo, tarro blanco, espátula ánsar común, cerceta común, ánade real, ánade rabudo, pato cuchara, pato colorado, porrón común, aguilucho lagunero, águila pescadora, cigueñela, gaviota reidora…. 

www.sarinena.es

            Actualmente la laguna de Sariñena se enfrenta a una nueva adaptación por la actividad antrópica, fundamentalmente agrícola en esta zona. La modernización de regadíos a riego por aspersión no genera sobrantes que desemboquen en la laguna, por lo que las aguas no mantienen la renovación constante a la que estaba acostumbrada y nuevos procesos deparan al futuro de la laguna.

            Un lugar para disfrutar, para pasear en un ambiente natural privilegiado que ha de saber adaptarse y afrontar los retos futuros. Una conservación fruto de una lucha ecologista, concienciada por preservar los valores naturales contra quienes pretendían su desecación. Hoy en día es una seña de identidad indisociable a Sariñena, muestra de orgullo e identidad que atrae a numerosos visitantes y dinamiza el territorio. La laguna de Sariñena: todo un oasis en Los monegros.

 

 

Anuncios

Caminemos por la laguna de Sariñena


Caminemos por la laguna de Sariñena

L´atro día visitemos la preciosa laguna de Sariñena y tamién caminemos por los bellos campos d´arredol. Aspazier anduvimos, paizía que luego la boira preta escamparía y asinas podríamos contemplar to la esplendida laguna, pero al final no pudo ser y no vimos cosa.

Camino la laguna de Sariñena, sin metese mui p´adentro, continemos direutos por los caminos pero, por culpa del orache, ascape tuvimos que tornar escopeteaus. En estas que íbamos p´al drecho alcorzando, en yendo pa casa, nos alcontramos al siñor maistro D. José y a mosén Pedro.

-¿P´ande vais zagales?- Va dizir mosén Pedro.

-¡Güenos días!- respondimos mui educaus -Pues, nusotros ya caminemos por la laguna, imos rematau el paseo y tornamos pa casa.-

-¿Caminemos?, ¡Caminamos!- m´icia el siñor D. José –S´ha de dizir ¡caminamos!-

– Caminemos, siñor D. José, que vusotros no habéis venido.-

A lo que mosén Pedro exclamo to encarrañau -¿Quies un tozolón?-

-¡Que yo no li faltau! – respondí una miaja apurau.

– ¡de mi no me se ríe naide!  – respondió mosén Pedro

-¡Uff!, Que trafucada s´ha liau por na- pensé, pero al final marchemos tos de güenas trazas, -¡A plantar fuerte zagales!- Rematemos la faina con un güen almuerzo pero ¡jodo!, ¡que mala hostia que tié el mosén Pedro!. Al menos nos quedemos con la duda que s´en debía de reflexionar y entre el caminemos y el caminamos, la incognita aura s´ha quedau despejada, la preta boira s´ha escampau.

¿Caminemos u caminemos? That`s the question…

El uso del pretérito imperfecto en la tercera persona del singular es considerado falsamente un error de uso de la conjugación verbal. El ejemplo de “caminemos” corresponde al desarrollo de la forma verbal en aragonés, que como lengua románica deriva, al igual que la lengua castellana, de la lengua indoeuropeo del latín.

Francho Nagore Laín, filólogo de la universidad de Zaragoza, es el mayor experto y estudioso de la lengua Aragonesa, quien lingüísticamente clarifica que “en la conjugación verbal funciona la etimología y también en gran  medida la analogía, de manera que muchas formas se llegan a hacer  similares a otras solamente por analogía.” Así, la conjugación verbal “caminemos” se hace diferenciándose del presente de indicativo “caminamos”, “luego en aragonés, tanto desde el punto de vista etimológico como desde el puntos de vista analógico y de la coherencia del sistema, es perfectamente explicable”.

En Los Monegros empleamos la forma correcta de acuerdo con el  paradigma verbal del aragonés, cuyo desarrollo ha sido diferente al del castellano, “Ni una forma es mejor ni es peor: cada una es correcta y coherente dentro de su propio contexto”.

Publicau en “ Os Monegros el 18 de marzo del 2013.

La laguna de Sariñena


La laguna de Sariñena

La laguna de Sariñena, de origen endorreico y de aguas saladas, fue transformada al recibir aguas sobrantes de los riegos, teniendo que construirse un canal de drenaje que mantiene un nivel constante de las aguas. Tras una larga lucha de diversas asociaciones, entre ellas la Asamblea Ecologista de Sariñena, y prestigiosos científicos, fue posible la conservación de un humedal que es un importante refugio y zona de invernada de aves en Europa.  La laguna de Sariñena fue declarada Refugio de Fauna Silvestre y Zona de Especial Protección para las Aves.

En sus inmediaciones se encuentra el centro de interpretación y observatorio de la laguna a la que cada año acuden más de 15.000 visitantes. A pesar de ser el principal centro de atracción turístico de la comarca de los Monegros, su entorno continúa sufriendo agresiones y transformaciones afectando al ecosistema del humedal y al paisaje. Las transformaciones a riegos fijos en las tierras cultivables llegan a escasos metros de la orilla de La Laguna, se han destrozado los taludes de las fajas y se han arrancado la vegetación de los taludes, especialmente tamarices. También es preocupante el posible uso de productos contaminantes,  productos fitosanitarios, que pueden llegar a afectar a la flora y fauna del humedal supuestamente protegido.

El desprecio por el entorno natural de La Laguna de Sariñena resulta especialmente  desolador en las inmediaciones del centro de interpretación de la Laguna de Sariñena, un centro rodeado de montones de enrona/enruena “escombros”, material de construcción, contenedor de voluminosos… un escaparate de Sariñena de dejadez, impropia de una sociedad desarrollada que valore y respete su patrimonio natural.

Publicau en “ Os Monegros el 7 de febrero del 2011.

Zancarriana w